Si vienes a Segovia no te quedes a medias ¡Visita el Valle!

Si vienes a Segovia y no visitas el Valle del Eresma seguro que te va a faltar algo: todo está en el valle, todo forma parte de una experiencia que combina perfectamente Patrimonio Cultural, Gastronomía, Arte y Naturaleza.

  • Conocer su Patrimonio Industrial siguiendo el curso del río donde se asentaron numerosas actividades: fábricas de harinas, batanes, fábricas de papel, textiles que hicieron de Segovia una de las ciudades más dinámicas del país.
  • Admirar la demostración en directo de las Artes y Oficios en la Fábrica de Borra a través del trabajo de artesanos locales: Alba Martín (vidrio soplado), Alejandro Duque (cantería), Beatriz Rubio y Sara Martín (ConservarArte) y Mercedes Blanco (artesanía textil).
  • Escuchar la fuerza del agua que nos lleva a la Real Casa de Moneda y mueve las ruedas que hicieron posible que los Ingenios acuñaran moneda durante casi tres siglos. ¡Ah! No te olvides de visitar su Jardín del Rey, un rincón exclusivo y sugerente que sorprende y engancha al visitante y su Centro de Interpretación del Acueducto, donde podrás profundizar en los aspectos más desconocidos y curiosos de nuestro monumento más emblemático.
  • Pasear hasta el Monasterio del Parral habitado por los últimos monjes jerónimos del mundo que aún hoy siguen cantando misa en gregoriano cada domingo.
  • Descubrir la magia del Romeral de San Marcos diseñado por el paisajista Leandro Silva.
  • Adentrarse en el templo de la Vera Cruz y dejarse atrapar por las misteriosas fuerzas que encierra su curiosa disposición.
  • Profundizar en una figura clave del misticismo visitando el sepulcro de San Juan de la Cruz.
  • Sentir la espiritualidad de toda una ciudad en el Santuario de su patrona Nuestra Señora de la Fuencisla.
  • Conectar con el territorio a través de la gastronomía local y comprobarás que la visita al valle no solo alimenta el espíritu. Porque no solo de vida contemplativa vive el hombre, el valle te da la oportunidad de disfrutar de la buena mesa rodeado de arte y naturaleza.

Este espectacular paseo que te recomendamos hacer acompañado del sonido del río Eresma, está lleno de bellas historias que lo humanizan: lavanderas, templarios, jerónimos, herreros, escritores, canteros, maestros vidrieros, paisajistas…

Dicen que el Valle del Eresma tiene algo. ¿Será eso lo que te falta?

Si vienes a Segovia no te quedes a medias. ¡Visítalo!