Presentación del informe sobre la problemática de inundación en la Casa de Moneda

El documento ha sido elaborado por el Instituto Geológico y Minero (IGME) a solicitud del Ayuntamiento de Segovia

El estudio analiza, a lo largo de los siglos, tanto las inundaciones producidas por crecidas del río Eresma como las ocasionadas por filtraciones y proporciona una batería de recomendaciones técnicas y administrativas

El Instituto Geológico y Minero de España (IGME), organismo dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, ha realizado, a solicitud del Ayuntamiento de Segovia en el marco de colaboración entre instituciones, un estudio sobre la problemática y propuesta de soluciones a las inundaciones recurrentes que afectan a la Real Casa de Moneda de Segovia.
Esta investigación dirigida por el científico Andrés Díez Herrero, especializado en análisis y gestión del riesgo por inundaciones y buen conocedor de la zona, estudia la problemática de las crecidas del río en ese tramo del valle del Eresma desde tiempos prehistóricos (hace 60.000 años), hasta las mas recientes (año 2014), pasando por las alrededor de treinta riadas históricas registradas entre los siglos XIV y XX.

El análisis de la inundabilidad por desbordamiento del río Eresma ha permitido calcular los caudales punta máximos que han circulado por la Casa de Moneda para diferentes periodos de retorno, tanto en la situación actual como con anterioridad a la construcción, aguas arriba, de la presa y embalse del Pontón Alto. Aplicando estos caudales máximos en modelos hidráulicos numéricos, se ha obtenido la delimitación de las zonas inundables con distintas frecuencias, las profundidades del agua durante la inundación en diferentes sectores de la Casa de Moneda y la velocidad del agua en los distintos tramos del río, con su peligrosidad asociada.
Paralelamente se han estudiado las inundaciones que se pueden producir por la filtración subterránea del agua desde el azud y el río a los canales, utilizando para ello métodos hidrogeológicos como ensayos de llenado-bombeo y aforo de los caudales drenantes.
Todas estas investigaciones han permitido obtener resultados y conclusiones en las que fundamentar una batería de recomendaciones administrativas y técnicas, desde cuestiones generales de coordinación con la Confederación Hidrográfica del Duero en el desarrollo de los planes de Gestión del Riesgo de Inundación o los desembalses desde el Pontón Alto, hasta la optimización del funcionamiento del sistema de bombeo y compuertas, pasando por propuestas de diseño de barreras, materiales y elementos de la arquitectura interior con la finalidad de minimizar los daños.
Desde que se inició la construcción de la Ceca y durante todo el periodo en el que se estuvo acuñando moneda, las interferencias de la actividad fabril con las periódicas crecidas del río fue continua, hasta el punto de tener que detener e interrumpir buena parte de las actividades. Esta relación de dependencia del río, no sólo para aprovechar su energía hidráulica, sino también por los trastornos que producen las inundaciones, ha continuado una vez finalizada su actividad de acuñación. Inundaciones históricas que se prolongan hasta nuestros días.
En definitiva, se trata de un interesantísimo y completo estudio que el IGME pone a disposición del Ayuntamiento de Segovia como base documental para el futuro de la Real Casa de Moneda.