La exposición temporal de la RCM incrementa el número de visitantes

UNA MUESTRA SOBRE LA INGENIERÍA CIVIL E INDUSTRIAL

La Casa de la Moneda vuelve a incrementar sus cifras de visitantes gracias a la exposición sobre Felipe II

 Desde que el pasado 18 de marzo se inaugurase, más de 8000 personas han pasado por la Casa de Moneda de Segovia para conocer esta exposición.

[Img #35155]

La Real Casa de Moneda y su oferta de exposiciones temporales mejora año tras año sus datos estadísticos. Durante el primer semestre de 2016  las visitas aumentaron un 11,69% respecto al mismo periodo de 2015. Es significativo el incremento de visitas producido en los meses de mayo y junio en comparación con el año pasado, un 26% y un 55,93% más de visitas respectivamente.
A este aumento ha contribuido además la apertura en mayo del Jardín del Rey. Este espacio, concebido para el disfrute personal de Felipe II cuando visitaba la Ceca, está formado por un pabellón para pescar y pasear, con balcón al río y un curioso cenador.

Entre las muchas facetas de la personalidad de Felipe II no ocupa un lugar marginal el interés constante mostrado por el Rey hacia las obras públicas y, singularmente, hacia las cuestiones técnicas y de ingeniería. Conocer, medir, construir, comunicar las tierras, los reinos, las fuentes de riqueza, los ríos y ciudades que formaban la Monarquía fue una de las prioridades del monarca.

‘Los ingenios y las máquinas’

A ese mundo de saberes y realizaciones traslada ‘Los ingenios y las máquinas. Ingeniería y obras públicas en la época de Felipe II, una muestra que transmite el dinamismo de unas tierras y unos hombres que escribieron capítulos fundamentales en la formación del mundo moderno.

A lo largo del siglo XVI confluyen en España técnicos de las más diversas procedencias. El deseo real de contar con los más acreditados artífices permitió formar un vastísimo plantel de científicos y técnicos al servicio de la Corona. Personajes y obras que cobran vida en esta exposición, donde se presenta una visión de lo que en términos actuales se llamaría ingenierías civil e industrial.

De esta manera, se muestran los procesos previos al inicio de las obras y su financiación, así como la organización técnica y administrativa de los trabajos, las mejoras conseguidas en aspectos concretos como: la red viaria, la construcción de puentes, los intentos para establecer una red de canales de navegación, la acometida de obras portuarias y construcción de estructuras, diques y muelles, la construcción de grandes obras hidráulicas, la puesta en regadío de tierras baldías, la acometida de conducciones, canales y acequias, presas y azudes, acueductos y sifones, el abastecimiento de agua a las ciudades o la puesta en marcha de mecanismos para elevar el agua.

Asimismo, se abordan las principales industrias que requerían de la energía hidráulica para su funcionamiento: molinería, fabricación de papel, bataneo de paños, corte de hierro, acuñación y laminado de monedas.

La exposición, que se podrá visitar hasta el 18 de septiembre, es una versión itinerante y actualizada de la que se inauguró en septiembre de 1998 en el Jardín Botánico de Madrid, siendo comisario de la misma, Ignacio González Tascón. El público podrá contemplar audiovisuales, libros, paneles y una extraordinaria colección de maquetas, como la de la presa de Tibi, la draga movida por rueda de pisar o la de Cuchara y la ferrería, entre otras.

Noticia publicada en www.zoquejo.com el domingo, 24 de julio de 2016.