Las jornadas de puertas abiertas han permitido conocer gratuitamente el Jardín del Rey

 

El pasado 17 de mayo el Ayuntamiento de Segovia inauguró el recuperado Jardín del Rey, situado en el extremo oeste de la Casa de Moneda y concebido para el disfrute personal de Felipe II. El jardín, formado por un bello pabellón para pescar y pasear, con balcón al río y un cenador, fue lugar de ocio y desconexión de los reyes cuando visitaban la Ceca segoviana.

Hasta el 30 de junio, segovianos y visitantes han tenido la oportunidad de acceder al jardín de forma gratuita en unas jornadas de puertas abiertas que el Ayuntamiento considera «todo un éxito», ya que cerca de 3.500 personas se han acercado hasta la Real Casa de Moneda para conocer este singular espacio.

Aunque el proyecto de recuperación del Jardín del Rey se diseñó e ideó en 2011, no fue hasta septiembre de 2014 cuando empezaron las labores. En estos casi dos años, el trabajo conjunto de arquitectos, arqueólogos, botánicos, albañiles, fontaneros, electricistas o forjadores de hierro ha dado el resultado que ya puede visitarse.
La propuesta de restaurar el jardín fue redactada hace cinco años por los técnicos de las concejalías de Medio Ambiente y Patrimonio con la colaboración de especialistas en arqueología y jardines históricos. La Comisión de Patrimonio Histórico de la Junta lo autorizó en enero de 2012. Antes, en abril de 2009, finalizó el estudio histórico y arqueológico del recinto que determinó el proyecto, para el que la comisión territorial prescribió que debía mantenérsela traza original, la reposición de los pavimentos originarios de guijarros en los pasillos, la restauración de muros laterales y pérgolas de parra del cenador, y la restitución del Pabellón de Pesca, entre otros requisitos.

A la limpieza de los cerca de 1.400 metros cuadrados por los que se extiende el jardín, le siguieron los trabajos de saneamiento, riego, electricidad, la instalación del agua en las fuentes y las plantaciones. Tilos, membrillos, fresas, grosellas, un avellano, bojes, lirios, lilas o arces conviven en este recinto conformando doce escenas distintas identificadas con un nombre. Por ejemplo, la frutaleda o la sala de las rosas damascenas.

La idea en lo que atañe a la jardinería fue mantener el carácter originario del lugar, con la única excepción de las palmeras del Himalaya, que posiblemente fueron introducidas en el jardín cuando fue remozado en 1849, apuntan responsables que han velado por el proyecto. Una treintena de especies vegetales conviven en el este bucólico espacio a orillas del Eresma. Y todo ello con el rumor de fondo del agua de las fuentes.

El jardín posee tres manantiales. Uno está ubicado donde otrora estuvo el estanque con el que se regaban el jardín y la huerta; otro es un fontín circular de granito en el centro del cenador, y además hay una pileta descubierta detrás de una palmera casi centenaria. A estas tres fuentes se añadido una cuarta para el consumo de las personas. En la rehabilitación del Pabellón de Pesca, que mandó construir Felipe II,también se han restaurado unas pinturas murales que se pueden admirar en el interior. Se trata de dibujos realizados para la visita de Isabel II a mediados del siglo XIX.

Otra zona ‘resucitada’ es la del cenador , cuyo estado era pésimo por lo que hubo que desmontarlo y arreglarlo, así como unas pérgolas metálicas cuya recuperación ha requerido un minucioso trabajo de forja, ha detallado la concejala. También se han rehabilitado los muretes y escaleras que conectan con las diferentes terrazas de las que consta el jardín y para ello se han empleado piedras originales y otras similares, que se han hecho con caliza tratada con mortero de cal. El diseño elegido para la iluminación es de rasante, para unificarlo con el resto de la Casa de la Moneda. Asimismo, los bancos que se han colocado han intentado de adecuarse al contexto histórico.

Además, en el mes de junio el número de personas que entraron al Museo de la Casa de Moneda se incrementó un 56% con respecto al mismo periodo del año anterior, con un total de 2.000 visitantes.

El Museo de la Casa de Moneda, junto con el Jardín del Rey, se puede visitar los martes de 10:00 a 14:30 horas, y de miércoles a domingo, de 10 a 19 horas.

Tarjeta Club Moneda

Turismo de Segovia pone a disposición de segovianos y visitantes la tarjeta Club Moneda, con la que pueden obtener diferentes beneficios y descuentos. Así los beneficiarios podrán entrar en la Real Casa de Moneda y las exposiciones temporales por tan solo un euro. Además, con la tarjeta se podrá acceder de forma gratuita a la Colección de Títeres de Francisco Peralta y se obtendrá un 5% de descuento en todos los productos de la tienda de la Ceca. Alejandro Duque, Conservararte y Artesanía Mercedes Blanco, artesanos del Vivero de Oficios de San Lorenzo, situado en la antigua Fábrica de Borra, también se han unido a este proyecto ofreciendo un 5% de descuento en la compra de productos y servicios.

El precio de la tarjeta es de un euro y se puede adquirir tras la primera visita a la Casa de Moneda. Durante el mes de julio, como promoción especial de verano, todas las personas que visiten la Ceca recibirán de regalo junto con la entrada la tarjeta Club Moneda.

Noticia publicada en www.elnortedecastilla.es el martes, 12 de julio de 2016.