Adjudican en 140.000 € una moneda acuñada en Segovia en 1636

La pieza, de oro, es un ejemplar «rarísimo» y tiene la fecha rectificada dos veces

Uno de los motores económicos que la ciudad de Segovia tuvo en el pasado fue la fabricación de moneda. Del Real Ingenio segoviano, construido a finales del siglo XVI por orden del rey Felipe II, salieron las monedas de más calidad y valor que han circulado en el mundo. Ahora, las subastas de moneda segoviana, de buena moneda segoviana, son la mejor oportunidad para hacerse con estas pequeñas joyas, aunque su valor y sus precios de salida estén solo al alcance de las instituciones o de los bolsillos más solventes.

La casa de subastas Aureo&Calicó ha adjudicado en 140.000 euros una preciosa moneda de 8 escudos del reinado de Felipe IV, acuñada en el Real Ingenio de Segovia en el siglo XVII. El valor de la pieza, que contó con un precio de salida de 60.000 euros, radica en su rareza, su belleza y su excelente conservación. (Curiosamente, lleva rectificada la fecha que aparece en el reverso, pues sobre el último dígito del 1636 hay impreso primero un 7 y después un 8). La moneda áurea de los Austrias fue siempre muy escasa, a pesar de la llamada ‘revolución de los precios’, un proceso inflacionario sostenido. Uno de los principios básicos del sistema económico del momento, el mercantilismo, consistía precisamente en evitar la salida de oro del territorio de los respectivos estados; naturalmente, la abundancia de moneda de alto valor facilitó esta fuga de metal. Añádase a ello que el escaso oro que se batió en la península se amonedaba en Sevilla, su punto de llegada, y comprenderemos las razones de la extrema rareza de esta onza.

Brillo original

La pieza subastada pesa 27,20 gramos y es bellísima, pues conserva todo el brillo original (prácticamente no circuló y la marca de ceca, el Acueducto, se aprecia con nitidez). El valor estimado es de 80.000 euros y salió a subasta en 60.000 euros; pero los pujadores se animaron y el precio final alcanzó los 140.000 euros, cantidad a la que hay que añadir el 18% de impuestos, por lo que el comprador acabó pagando 165.200 euros.

La subasta tuvo lugar el pasado jueves en Barcelona, en los salones de Aureo&Calicó. También salieron ocho monedas de 8 reales (reales de a ocho), por los que se pagaron cantidades que rondaron los 4.000 euros. Estas monedas fueron batidas en plata, en el mismo Real Ingenio, entre los años 1586 y 1597, es decir, durante el último periodo del reinado de Felipe II (1556-1598), coincidente con el comienzo de la actividad fabril en la Casa de la Moneda de Segovia.

Noticia publicada en elnortedecastilla.es el 12 de marzo de 2016